Discalculia, trastorno del cálculo en la infancia

A mi hijo le cuesta mucho restar llevando, no hay manera que aprenda las tablas de multiplicar, todavía suma y resta con los dedos y tiene 9 años. Seguro que has oído estos comentarios a los papás del cole o tus hijos tienen esta dificultad. Este problema de los niños con las matemáticas se debe a un fenómeno llamado discalculia. Es como la dislexia de los números.

Se trata de un trastorno caracterizado por una alteración específica de la capacidad de aprendizaje de la aritmética, no explicable por un retraso mental o una escolaridad claramente inadecuada. El trastorno afecta al aprendizaje de los conocimientos aritméticos básicos: suma, resta, multiplicación y división más que a los conocimientos matemáticos más abstractos de álgebra o geometría.

discalculia 1

En el cole se refleja en un bajo rendimiento en matemáticas, mientras que en el resto de materias el rendimiento se sitúa en la normalidad. Afecta a entre el 3 y el 5 por ciento de la población infantil y es un trastorno que se puede reeducar.

¿Cuáles son los signos que nos pueden indicar que existe un problema con las matemáticas?

.- Utiliza los dedos para contar.

.- Le cuesta contar hacia atrás.

.- No hace cálculos aproximados.

.- Le cuesta utilizar cifras grandes.

.- Tiene dificultades para saber qué operación tienen que aplicar para resolver un problema.

.- Le cuesta mucho memorizar las tablas de multiplicar.

.- Se equivoca al transcribir números dictados.

Estas son algunas de las señales que pueden alertar de la existencia de discalculia. Si detectas varios indicios de estos que acabamos de comentar la recomendación es acudir a un psicólogo o un centro especializado en trastornos del aprendizaje. Y tranquilos, la discalculia no desparece, pero se reeduca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *