¿Debemos poner gafas de sol a los niños?

Los padres cada vez estamos más concienciados de que debemos proteger la piel de nuestros hijos con capas y capas de crema solar. Pero ¿sabías que los ojos de los niños son 20 veces más sensibles que la piel a los efectos nocivos del sol? La pupila de los niños es mayor y permite la entrada de más cantidad de luz. Los ojos de los niños de entre 12 y 13 años dejan pasar el 60% de los rayos uva. A pesar de ello el 98 por ciento de los niños nunca lleva gafas de sol.

María José Rodríguez, óptico-optometrista de la Opticalia Campos en Colmenar Viejo, es partidaria de poner gafas de sol a partir de año, o año y medio. “Cuando el niño se siente en la orilla de la playa y le está dando el reflejo del sol sobre el agua, es reflejo es muy dañino para sus ojos. En situaciones extremas como puede ser la playa, ola piscina, la montaña o la nieve se les debe pone gafas”.


Gafas de sol para niños2

Pero, ¿qué consecuencias puede tener no utilizar gafas desde edades muy tempranas? Según María José Rodríguez “pueden aparecer cataratas tempranas o degeneraciones maculares antes de tiempo”.

En cuanto a las características que deben tener las gafas de sol para niños, nuestra óptica nos explica que “es fundamental que lleven antireflejante en la cara interna de los cristales y un bloqueador de la luz azul.”

Los precios pueden estar en torno a los 40 euros, que no es mucho si se trata de proteger la salud de nuestros hijos, ¿no crees?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *